Muchas personas han podido sentir vértigo alguna vez, sin embargo, sufrir esta sensación de movimiento del entorno no es algo normal. Se trata de una condición médica que hay que controlar, pues podría estar indicando la existencia de un problema de salud serio. Las lesiones en el oído son una de las causas más habituales de su aparición. A continuación, explicamos qué son los vértigos y cuáles son las causas más comunes.

Qué son los vértigos

Los vértigos son aquella sensación de que todo se está moviendo a nuestro alrededor y que, de un momento a otro, perderemos el equilibrio. ¿Te suena? No es una realidad, es solo una sensación, pero muy desagradable para quien la está experimentando. Se trata de una crisis de vértigo y, en ocasiones, pueden venir acompañadas de mareos, náuseas o ansiedad. Y es que, a pesar de que en la mayoría de los casos la persona no llega a perder el conocimiento, siempre puede tener la sensación de sufrir un desmayo inminente.

Estas crisis de vértigo pueden ser pasajeras y leves o, por el contrario, prolongarse durante varios días. Además, el vértigo puede aparecer a cualquier edad, incluso en niños. En el caso de personas mayores, el problema puede evolucionar y hacerse crónico, causando un trastorno de desequilibrio severo.

Causas de los vértigos

Hablamos de vértigo periférico aquel que ha sido causado por una lesión del laberinto posterior (oído interno) o del sistema vestibular. La función principal del sistema vestibular es la de mandar información al cerebro acerca de la posición de nuestro cuerpo, permitiendo que este sea capaz de mantener el equilibrio. El vértigo periférico suele asociarse a una hipoacusia (pérdida auditiva) y a la presión en los oídos. Es el más frecuente.

Otras veces, las crisis de vértigo son debidas a lesiones en el sistema nervioso central. Y, en estos casos, hablamos de vértigo central.

Aunque la mayoría de las veces el oído juega un papel importante en la aparición del vértigo, hay otras razones que pueden motivar su aparición, como, por ejemplo, infecciones, ya sean víricas o bacterianas; la enfermedad de Ménière; alteraciones en la presión arterial o problemas neurológicos, como pueden ser lesiones craneales, esclerosis múltiple, ictus o la presencia de tumores.

Existen también otras razones más leves que pueden dar lugar a una crisis espontánea y pasajera de vértigo, como es el caso del vértigo posicional. Ocurre cuando realizamos un movimiento brusco, habitualmente al levantarnos de la cama. En este caso, se trata de una alteración benigna y no hay por qué preocuparse.

Por otro lado, el proceso natural de envejecimiento también hace que los tejidos del oído interno se degeneren y esto dé lugar a problemas auditivos y de coordinación del equilibrio.

El consumo de sustancias psicotrópicas y la ansiedad también pueden provocar o agravar una crisis de vértigo.

Síntomas de los vértigos

Una crisis de vértigo empieza de forma repentina, comenzando a experimentarse una extraña sensación como si la habitación, y todos los elementos que nos rodean, estuvieran moviéndose. Es una sensación similar al mareo, síntoma también presente, pero al que también se le añade una pérdida de equilibrio, zumbidos en los oídos, hipoacusia (pérdida auditiva), debilidad de las extremidades, dificultad para hablar, visión doble o borrosa y puede sufrirse incluso una parálisis facial.

Tratamiento de los vértigos

En cuanto a la prevención y tratamiento de los vértigos, habrá que atender cada caso de forma independiente. Es recomendable acudir a un especialista para que evalúe el caso y realice una valoración exhaustiva para dar con el diagnóstico más acertado. En cualquier caso, hay que llevar precaución y un riguroso cuidado del oído para prevenir la aparición de enfermedades. Por eso, debemos prestar atención a los síntomas que indiquen la existencia de alguna anomalía en los oídos y acudir a un especialista en vértigos. En los centros Ototech te ofrecemos una innovadora terapia fundamentada en la electroestimulación (radiofrecuencias) para la solución de esta patología. No dudes en consultarnos.