otolitos

Otolitos: ¿Qué son y qué problemas causan?

Es muy posible que nunca hayas oído hablar de los otolitos. Sin embargo, tienen una función esencial dentro del oído. Desde Ototech, como expertos en vértigos en Barcelona, te explicamos qué son y qué problemas pueden causar.

¿Qué son los otolitos?

Los otolitos son un elemento clave de las vías auditivas y también ayudan a controlar el sistema vestibular, que a su vez controla el equilibrio. Se encuentran en el oído interno y si sufren tanto un daño como un desplazamiento, ocasionan la aparición de los temidos vértigos.

Vamos a explicar un poco mejor su función. Dentro del oído interno se encuentra el sistema vestibular, que tiene este cometido:

  • Mantener el equilibrio y la postura.
  • Que los movimientos de la cabeza y el cuerpo estén coordinados.
  • Fijar la mirada en un punto concreto.

Los otolitos son pequeñas piedras de carbonato cálcico con proteínas, que se forman dentro del laberinto, situado en el oído interno. Están en el interior de las conocidas como cápsulas óticas y se encuentran en contacto con la células ciliadas, permitiendo la audición.

VUELVE A DISFRUTAR DEL SILENCIO

Pedir cita

    ¿Qué relación tienen los otolitos y el vértigo?

    Los otolitos son responsables de uno de los tipos de vértigos que más se sufre: el Vértigo Paroxístico Posicional Benigno. Su principal síntoma es notar que todo está dando vueltas a tu alrededor. Además, depende mucho de la postura en la que se encuentre la cabeza. De hecho, es frecuente que se dé cuando se está acostado y se gira la cabeza con brusquedad.

    Por fortuna y como su nombre indica, es un tipo de vértigo benigno. Esto quiere decir que responde bien al tratamiento. Es más, no es necesario tomar ningún tipo de fármaco, sino efectuar ciertas maniobras con la cabeza. El motivo es porque esta dolencia se ha ocasionado porque los otolitos se han desplazado dentro del oído interno y han provocado la sensación que estamos comentando.

    ¿Cómo se tratan los vértigos relacionados con los otolitos?

    Insistimos en que el Vértigo Paroxístico Posicional Benigno tiene un buen pronóstico y que se puede curar sin medicamentos. Debes acudir a tu otorrino, que realizará la conocida como maniobra de Epley y te indicará como hacerla en casa. Su objetivo es que los otolitos vuelvan a ocupar su lugar. Incluye estos cinco pasos:

    • Paso 1. Lo primero que tienes que hacer es sentarte, después tu médico te girará la cabeza de manera horizontal 45 grados hacia el oído del cual proceden los vértigos. Al mismo tiempo, tienes que sujetarte a los brazos del otorrino para no perder el equilibrio.
    • Paso 2. El médico te tumba y deja que tu cabeza quede fuera de la camilla y en la misma posición que estaba, es decir, girada 45 grados. Este movimiento con total seguridad causará un vértigo súbito y de gran intensidad. La razón es que los otolitos se están desplazando en el interior del oído. Hay que mantener la posición mientras dura el vértigo, unos sesenta segundos.
    • Paso 3. El otorrino gira tu cabeza hacia el otro oído, es decir, 90 grados.
    • Paso 4. El médico hace que gire tu cuerpo hacia el lado del oído que no está afectado, pero sin mover la cabeza. El resultado es que terminas bocabajo. Los otolitos deberían colocarse de nuevo en su lugar. Es probable que sientas otro episodio de vértigo, que tendrá la misma duración que el anterior.
    • Paso 5. Con ayuda del médico, te vuelves a sentar en la camilla.

    Causas de por qué no se me quita el vértigo

    Para comprender por qué el vértigo puede persistir, es fundamental considerar las diversas causas subyacentes. A continuación, se presentan algunas de las razones más comunes:

    • Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB): Esta es una de las causas más comunes de vértigo. En el VPPB, pequeños cristales de calcio en el oído interno llamados otolitos se desplazan a lugares donde no deberían estar. Esto puede causar episodios de vértigo cuando se cambia de posición. Aunque en muchos casos el VPPB se resuelve por sí solo, en otros puede persistir y requerir tratamiento específico.
    • Laberintitis: La laberintitis es una inflamación del oído interno que puede desencadenar vértigo, además de otros síntomas como pérdida de audición y tinnitus. Si la inflamación no se resuelve adecuadamente, el vértigo puede persistir.
    • Migraña vestibular: Las migrañas pueden afectar no solo la cabeza, sino también el sistema vestibular, que controla el equilibrio. Esto puede llevar a episodios recurrentes de vértigo, y las migrañas vestibulares pueden ser difíciles de tratar.
    • Enfermedad de Menière: Esta es una afección crónica del oído interno que causa vértigo recurrente, así como pérdida de audición y tinnitus. Si bien no tiene cura, existen tratamientos para controlar los síntomas.
    • Otras causas médicas: El vértigo persistente también puede estar relacionado con problemas médicos subyacentes, como hipertensión, diabetes o trastornos neurológicos. Identificar y tratar la causa subyacente es crucial para abordar el vértigo en estos casos.

    Soluciones para el vértigo persistente

    Una vez que se comprenden las posibles causas del vértigo persistente, es importante explorar las soluciones disponibles. Aquí hay algunas estrategias que pueden ayudar:

    • Ejercicios de rehabilitación vestibular: Para el VPPB y otras formas de vértigo, un fisioterapeuta especializado en rehabilitación vestibular puede recomendar ejercicios específicos que ayuden a reubicar los otolitos en el oído interno y mejorar el equilibrio.
    • Medicamentos: En algunos casos, los medicamentos como los antihistamínicos, los anticonvulsivos o los betabloqueantes pueden ayudar a controlar el vértigo, especialmente si está relacionado con migrañas o enfermedad de Menière.
    • Cirugía: En casos extremadamente raros o cuando otras opciones de tratamiento han fracasado, puede considerarse la cirugía para tratar el vértigo. Esto es más común en situaciones en las que hay un problema estructural en el oído interno.
    • Manejo del estrés y cambios en el estilo de vida: Reducir el estrés, evitar el alcohol, la cafeína y la comida salada, y asegurarse de mantener una dieta equilibrada y un sueño adecuado pueden ayudar a controlar el vértigo en algunos casos.
    • Terapia: La terapia cognitivo-conductual puede ser beneficiosa para las personas que experimentan ansiedad o depresión relacionada con el vértigo persistente.

    El vértigo persistente puede ser una experiencia desafiante y desalentadora. Sin embargo, es importante recordar que muchas de las causas subyacentes son tratables. Si te estás preguntando «por qué no se me quita el vértigo”, es esencial buscar ayuda médica y seguir las recomendacion

    ¿CONOCES LA TERAPIA OTOTECH?

    Dr. Martinez-Monche

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

    Scroll al inicio