El acúfeno o tinnitus es una patología que, bien tratada, no entraña graves riesgos para la salud. Sin embargo, es muy importante proteger los oídos frente a los ruidos fuertes o ante cualquier otro tipo de agresión. Traumatismos o infecciones no tratadas pueden ocasionar trastornos de audición severos y, en muchos casos, provocar problemas de pérdida auditiva. De modo que podemos decir que existe una estrecha relación entre la hipoacusia y el tinnitus. Es por ello que el 70% de los pacientes que sufren tinnitus pueden verse afectados por una disminución de su capacidad auditiva. Un oído extremadamente sensible a los ruidos no solo no es beneficioso, sino que es molesto y a veces incluso puede llegar a producir dolor. A continuación, hablaremos del acúfeno como posible origen de la hipoacusia y de cómo aplicando un tratamiento efectivo al tinnitus, podemos evitar su aparición.

Qué es la hipoacusia

Se califica como una disminución de la capacidad auditiva. Esta pérdida de la audición puede afectar a un solo oído (hipoacusia unilateral), o a los dos oídos (hipoacusia bilateral). Este tipo de sordera es muy común en personas de la tercera edad, pero también puede afectar a personas jóvenes e incluso padecerse desde el nacimiento. Cuando la hipoacusia se da en un recién nacido, el niño tendrá problemas para desarrollar el habla, el lenguaje y la comunicación. Por ello, es necesario estar muy atentos a los síntomas para ponerle remedio cuanto antes. Se calcula que uno de cada 300 niños nace con deficiencia auditiva. (Poner la referencia del dato)

La hipoacusia puede proceder de alteraciones en la parte mecánica del oído (oído externo y/o medio), o de daños en el oído interno y el nervio auditivo. Las primeras se califican como hipoacusia de transmisión, mientras que cuando afecta al oído interno, es conocida como hipoacusia de percepción.

La pérdida de audición puede ser ligera, media, severa o profunda dependiendo de la intensidad de pérdida de dB que sufra la persona.

Relación de la hipoacusia con el ruido y los acúfenos

Esta reducción de la capacidad auditiva puede proceder de haber sometido al sistema auditivo a una sobreestimulación, como ocurre en el caso de las personas que están expuestas a ruidos regularmente. Estas personas son especialmente proclives a sufrir trastornos auditivos. El ritmo de vida y las costumbres actuales nos exponen a sufrir una sobreestimulación en nuestros oídos con frecuencia. Por ejemplo, el uso repetitivo e incorrecto de auriculares para escuchar música o la radio, asistir a conciertos, acudir a clases en el gimnasio con la música a gran volumen, etc.

En pacientes que sufren tinnitus o acúfenos son más sensibles al ruido que cualquier otra persona. Ésta es una de las razones que propician la aparición de la hipoacusia. Cuando un paciente escucha sonidos con mucha intensidad (hiperacusia), puede llegar a presentar fobia hacia a los ruidos. Esta sobreestimulación produce una descompensación del volumen, lo que da lugar a problemas de audición.

A quién afecta

La hipoacusia afecta a personas que han sufrido un daño en sus oídos, ya sea que afecte al oído medio o al oído interno. Estos daños pueden ser provocados por infecciones, traumatismos, presencia de tumores o por malformaciones de nacimiento, etc.

Qué lo causa

La hipoacusia por exceso de ruido es causada por una sobreestimulación del sistema auditivo, que causa el deterioro de las células ciliadas o células sensoriales del oído encargadas de llevar la información del sonido al cerebro.

Síntomas

  • Sensibilidad extrema al ruido común.

Cualquier ruido cotidiano provocará molestias en la persona que sufre el problema.

  • Aparición de zumbidos o acúfenos.

Con mayor frecuencia se perciben en el silencio y cuando se tiene ansiedad o nerviosismo.

  • Pérdida de audición.

Puede ser leve, media, severa o profunda.

Prevención

  1. Evitar los sonidos fuertes.

Especialmente aquellos que superen los 85 decibelios (motocicletas, sirenas, petardos…).

  1. Proteger los oídos frente al ruido.

Usando tapones u orejeras.

  1. Hacerse revisiones médicas auditivas

Un test de audición permitirá detectar anomalías o deficiencias auditivas a cualquier edad.

Si sufre de pérdida auditiva y acúfenos, no dude en ponerse en contacto con su centro Ototech más cercano.