tamiz auditivo

Tamiz auditivo: ¿Qué es y en qué consiste?

El tamiz auditivo es una prueba que permite detectar problemas de audición en recién nacidos, como hipoacusia o sordera. Se realiza durante las primeras semanas de vida, mientras la madre y el bebé aún se encuentran en el hospital, o bien en citas posteriores.

Gracias a este diagnóstico se puede conocer de forma temprana si existe alguna alteración auditiva. Así, con un diagnóstico precoz, podemos tomar medidas para mejorar la vida recién empezada de esa persona.

Cómo se realiza el tamiz auditivo

Se trata de una prueba muy sencilla y nada invasiva que, además se realiza de forma muy rápida y ambulatoria. Este diagnóstico se realiza colocando un pequeño auricular en el oído del recién nacido, recubierto de espuma para que el bebé no sienta ninguna molestia, durante unos cuantos segundos. En este tiempo, se emiten unas frecuencias determinadas que muestran si el oído responde adecuadamente.

Así mismo, se realiza también una prueba de respuesta auditiva que observa si el tronco encefálico y el nervio auditivo responden al estímulo exterior. Para ello, se colocan una serie de electrodos en la cabeza del bebé que recogen la actividad que se produce durante la emisión del sonido. Esta prueba tampoco casusa ningún tipo de molestia al recién nacido.

VUELVE A DISFRUTAR DEL SILENCIO

Pedir cita

    Qué puede ocurrir después de la prueba del tamiz auditivo

    Tras realizar esta prueba diagnóstica pueden ocurrir dos cosas, o bien que sepamos que nuestro hijo ha nacido con una buena audición, o bien que el bebé padece alguna alteración auditiva.

    Empezar un tratamiento y un seguimiento temprano, en caso de existir problemas de audición, es fundamental para el desarrollo posterior del niño. Ya que, el sentido del oído juega un papel fundamental en el habla, en las relaciones con los demás y en el aprendizaje.

    ¿Si el tamiz auditivo sale bien ya no tengo que preocuparme?

    Esta prueba está enfocada a detectar problemas auditivos de nacimiento. Sin embargo, la hipoacusia puede producirse en cualquier momento de la vida. En el caso de los niños pequeños, se considera que hasta un 60% de las causas de sordera son perfectamente prevenibles.

    En Ototech recomendamos llevar a los niños a revisiones periódicas para observar si la audición sigue siendo correcta o si se está empezando a desarrollar alguna patología.

    Causas más habituales de la sordera infantil

    Además de las congénitas, que ya se diagnostican o descartan con el tamiz auditivo, los niños pequeños pueden sufrir problemas de oído provenientes de distintas causas:

    • La introducción de un cuerpo extraño en el oído por parte del propio niño. A veces, los más pequeños, en su etapa de juego exploratorio pueden introducir algún objeto en su oído.
    • La limpieza con hisopos después del baño puede llegar a perforar el tímpano y producir otros problemas en el oído, por lo que se recomienda no utilizarlos.
    • Las otitis son un problema muy frecuente durante los primeros años de vida. Una otitis mal curada puede producir sordera permanente, por lo que es muy importante acudir al otorrino si nuestro hijo siente cualquier molestia en el oído.

    Cómo prevenir la hipoacusia en niños

    Lo más importante, además de tener cuidado con la introducción de objetos o hisopos es acudir a revisiones periódicas.

    Detectar un problema auditivo a tiempo puede tener una solución relativamente sencilla.

    En Ototech somos expertos en el cuidado de tu salud auditiva, por eso, si tienes cualquier duda o problema, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a resolverlo.

    ¿CONOCES LA TERAPIA OTOTECH?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Llámeme ahora
    +
    Llámeme
    Call Now Button Ir arriba