salir a correr con vértigos

Salir a correr con vértigos: ¿Es posible hacerlo?

Muchas personas sienten que el running no solo no es un sacrificio, sino que es uno de los momentos que más disfrutan del día. Sin embargo, algunas situaciones pueden frenar en seco la marcha, sobre todo el estado de salud. Desde Ototech, expertos en vértigos en Barcelona, te mostramos si es posible salir a correr con vértigos.

¿Es frecuente salir a correr con vértigos o mareos?

Es posible que algunos corredores hayan vivido lo desagradable que resulta estar corriendo como cualquier otro día y de repente empezar a notar que algo no va bien. Puede que empiece por un dolor la cabeza y que termine en un mareo.

En ocasiones los mareos al realizar deporte se originan en una bajada de azúcar o en la deshidratación. En principio, es una situación que se puede corregir con facilidad, ya que solo es necesario tomar los nutrientes adecuados y una buena hidratación.

Además, los mareos al correr se pueden dar por una bajada de tensión repentina, por problemas de oído o cervicales y por vértigos. En estos casos, será necesario ir un paso más allá.

VUELVE A DISFRUTAR DEL SILENCIO

Pedir cita

    Cuando en realidad el mareo no ha sido tal, sino que se ha sufrido un episodio de vértigos, el problema es más serio y puede poner en riesgo la práctica del deporte. Es posible que se den de forma aislada, pero lo más probable es que más tarde o más temprano terminen apareciendo de nuevo.

    ¿Es lo mismo un mareo que un vértigo?

    A buen seguro del apartado anterior puedes deducir que no es lo mismo un mareo que un vértigo, pero queremos ser más precisos. Cuando sufres un mareo, tienes la sensación de estar aturdido, confundido o desorientado. Además, puedes sentir que te vas a caer al suelo. Al sufrir vértigos, la sensación es que todo se mueve a tu alrededor.

    ¿Qué ocurre al salir a correr con vértigos?

    Salir a correr con vértigos puede ser muy desagradable. Es cierto que es poco probable que una persona que está sufriendo un episodio de vértigos decida salir a correr o a practicar cualquier otro tipo de deporte, pero podría presentarse de forma súbita mientras estás haciéndolo.

    Aunque se puede tener un episodio de vértigos de forma aislada y no volver a sufrir el problema, lo cierto es que te recomendamos que, si te ha ocurrido, no dejes de comentarlo con tu médico. Es una sensación muy desagradable, que te puede impedir llevar una vida normal.

    ¿Qué más puedes hacer para luchar contra los vértigos?

    Lo más importante ante un episodio de vértigos es que acudas al médico cuanto antes, para que pueda determinar su origen y pautar el tratamiento adecuado para tu caso.

    Es posible que a pesar de la descripción que hemos hecho, llegado el momento te cueste diferenciar entre un mareo o un vértigo. En el caso de los mareos, lo importante es valorar su origen y hacer deporte bien hidratado y habiendo consumido los nutrientes que tu cuerpo necesita.

    Si te mareas y estás corriendo, intenta reducir la marcha. Después, puede seguir caminando o sentarte. Bebe agua y comprueba si te sientes mejor.

    Si sufres un vértigo, lo mejor es que detengas la marcha y te tumbes en el suelo por si terminas desmayándote. Intenta buscar ayuda para no quedarte solo.

    Lo habitual es que, si sufres mareos asociados a correr, no te den en ningún otro momento del día, sin embargo, los vértigos pueden aparecer en cualquier situación.

    Lo importante es que no se puede salir a correr con vértigos, pero es posible controlar este problema para que no te impida llevar una vida normal y puedas practicar cualquier deporte si no estás sufriendo un episodio de este tipo.  Si deseas más información o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

    ¿CONOCES LA TERAPIA OTOTECH?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    Ir arriba