dolor de oídos por covid ómicron

Dolor de oídos por Covid Ómicron

Muchos de los pacientes que acuden a la consulta del otorrino por molestias en el oído tras haber sufrido coronavirus han padecido la variante ómicron. Esta mutación del virus tal vez no es tan agresiva como otras en cuanto a los síntomas, si bien es cierto que también se ha llevado la vida de muchas personas, sin embargo, deja un amplio abanico de síntomas. En Ototech, expertos en acúfenos en Barcelona, queremos informarte del dolor de oídos por covid ómicron.

El vínculo entre COVID y tinnitus

Existe un vínculo entre el COVID y tinnitus: la manera en la que afecta el virus a las vías respiratorias. Es decir, este tipo de virus ataca a las células que forman parte del aparato respiratorio y, por extensión, al oído. Provoca la infección en estas, que quedan inutilizadas y terminan por ser destruidas. ¿De qué forma afecta al oído interno?

El virus del COVID-19 es una enfermedad que afecta al sistema respiratorio, infectando las células que encuentra a su paso para reproducirse y propagarse. En su avance, puede llegar a otros órganos y partes del cuerpo. Entre estas zonas se encontraría el oído interno, que podría verse gravemente afectado y dañado.

El sistema respiratorio está conectado al oído por medio de las trompas de Eustaquio. Los virus podrían llegar a este por medio de estos conductos. Cuando algo así ocurre, el cuerpo toma medidas para protegerse. Se inicia un proceso que puede inutilizar algunas partes e incluso destruir células y nervios. Dependiendo de la envergadura del daño, es posible que se pierda parte de la audición o que se produzcan tinnitus, por el mal funcionamiento del sistema auditivo. También existe la posibilidad de que aparezcan vértigos tras haber pasado por la enfermedad.

¿Cómo afecta el COVID-19 al sistemas auditivo?

El virus del COVID-19 no tiene por qué infectar un órgano para causar su destrucción. Basta con que tenga contacto con las barreras de protección para que se active el mecanismo de defensa. El oído, por ejemplo, podría inflamarse y aumentar de temperatura, destruyendo en este proceso todos los organismos que hay a su alrededor, como las células ciliadas, que son las encargadas de enviar la información de los sonidos, respondiendo ante los estímulos intensos y suaves por igual. La pérdida de una cantidad considerable de estos perceptores es la causante de la hipoacusia o de los acúfenos.

Pero no solo puede afectar de este modo. Entre los efectos secundarios se ha descubierto que también puede producir algunos daños cerebrales. La causa es la misma, la activación de los mecanismos de defensa, que, por así decirlo, se descontrolan y generan estos padecimientos. Algunos de los órganos que podrían sufrir son los nervios craneales por los que discurren las señales eléctricas que generan los cilios.

¿Cómo combatir los acúfenos provocados por COVID-19?

Los casos que evidencian la relación entre el coronavirus, la hipoacusia y los tinnitus muestran que, cuando los daños son leves, es posible esperar una cierta mejora sin necesidad de tratamiento. Sin embargo, cuando esos daños suponen la destrucción de células, se convierten en un daño permanente.

¿Por qué se produce dolor de oídos por covid ómicron?

La relación del dolor de oídos por covid ómicron tiene mucho que ver con la manera en la que afecta a las vías respiratorias. Que ataque a estas vías es la razón de que se pueda dar una pérdida de audición súbita, la aparición de vértigos o un aumento en los tinnitus. En principio, lo primero que se detecta es una sintomatología similar a la de una gripe o de un resfriado. Puede aparecer dolor muscular, malestar general o agotamiento. Después, aparece la fiebre, la tos improductiva y las náuseas. En poco tiempo, la voz se vuelve ronca y, tal vez, se dan problemas digestivos.

Este proceso frecuentemente afecta a las vías respiratorias altas. La inflamación que se produce durante la lucha contra el virus cierra las trompas de Eustaquio. La función de estas es regular las presiones que hay dentro del oído y en el exterior de este. Si se produce una obstrucción o alteración de uno de los conductos, por ejemplo, al subir un puerto de montaña, los oídos se taponan. Lo mismo ocurre cuando se sufre ómicron y su normal funcionamiento se ve afectado, en este caso se puede perder la audición e incluso sentir dolor.  

¿Por qué es diferente el dolor de oídos por ómicron?

Todas las variantes del COVID-19 tienen efectos secundarios que pueden repercutir en la audición. Ya se habían dado casos en los que afectados por este virus sufrían pérdidas auditivas. Estas venían generalmente acompañadas de otros efectos relacionados, como los vértigos, los mareos y los acúfenos (tinnitus), que aparecían por primera vez o se agravaban.

El Massachusetts Institute of Technology (MIT) y el Hospital Massachusetts Eye and Ear realizaron un estudio sobre cómo afecta la infección por COVID-19 al oído interno. La conclusión a la que llega es que los daños producidos podrían llegar a la destrucción a nivel celular. Las células ciliadas, las encargadas de detectar los sonidos en el oído interno para su transformación en estímulos eléctricos, pueden sufrir no solo alteración temporal, sino permanente. Esto explicaría que la recuperación tan solo fuese parcial o que aparezcan acúfenos persistentes.

En cuanto al dolor, se aproxima al que se siente cuando se produce una otitis. Al sufrir una otitis se acumula líquido en el oído interno. Este produce una presión tanto en las paredes como en los componentes de este órgano, causando el dolor. Aunque esto podría generar confusión con respecto al origen en una primera valoración, lo cierto es que, en el caso de ómicron, la dolencia tiene que ver con una inflamación distinta que produce el bloqueo de las trompas de Eustaquio y parte del oído interno.

¿Se puede recuperar la audición perdida por ómicron?

Si la inflamación no produce daños a nivel celular, la pérdida de audición, así como los acúfenos, desaparecerán por completo. Un seguimiento adecuado por parte de un médico otorrino ayudará a reducir la inflamación y revertir el problema. 

COVID y tinnitus son una combinación perfectamente posible tras el padecimiento de la enfermedad, incluso cuando esta no ha supuesto la hospitalización. Un otorrino debe analizar cada caso concreto para determinar la gravedad de los daños. Por medio de ondas logramos reactivar nuevamente la función de las células y generar su capacidad regenerativa. ¡Consúltanos!

Dr. Martinez-Monche
Últimas entradas de Dr. Martinez-Monche (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Scroll al inicio