alta sensibilidad

Alta sensibilidad y audición: ¿Existe relación?

Todas las personas somos distintas, con diversas capacidades, habilidades, maneras de percibir e interactuar con el mundo que nos rodea. Hay personas con unos u otros rasgos, y existen aquellas con alta sensibilidad, un concepto en el que se repara cada vez más.

Desde Ototech, expertos en hipoacusia en Barcelona, te contamos en qué consiste la alta sensibilidad, si tiene que ver con la audición y cómo actuar en estos casos.

¿En qué consiste la alta sensibilidad?

A diferencia de lo que se cree, la alta sensibilidad no es un trastorno psicológico ni una anomalía, sino un rasgo de la personalidad. Las PAS (Personas Altamente Sensibles) tienen un Sistema Nervioso con una mayor actividad de procesamiento sensorial, lo que las hace más perceptivas.

Para considerar que una persona cuenta con alta sensibilidad, deben darse estas condiciones:

VUELVE A DISFRUTAR DEL SILENCIO

Pedir cita

    Sobreestimación y sobresaturación: Al tener un Sistema Nervioso muy sensible y despierto, estas personas reciben estímulos continuamente, por lo que reciben mucha más información que las personas sin este rasgo. Es muy frecuente que estas personas también precisen de tiempo a solas y en silencio para poder revertir ese estrés sensorial.

    Respuesta emocional y empática muy alta. Gran emocionalidad e intensidad en las emociones.

    Elevada capacidad sensorial y facilidad para captar sutilezas.

    La determinación de que una persona tiene alta sensibilidad se basa en estos puntos. Pero, también puede conocerse mediante técnicas de diagnóstico por imagen, como la resonancia magnética y, sobre todo, mediante cuestionarios y tests de escalas. Una persona sería PAS con una puntuación a partir de 72/100.

    ¿Qué relación tiene con la audición?

    Las personas con alta sensibilidad tienen hiperactividad sensorial, por lo que son mucho más perceptivas de los estímulos, tanto táctiles, visuales, olfativos o auditivos.

    Este tipo de personas suele sobresaturarse y sobreestimularse en ambientes concurridos, con luces intensas o ruidos fuertes, porque su cerebro capta mucho más intensamente estos.

    El origen de esta sensibilidad es una sobreestimulación neuronal. No se debe confundir con la alta sensibilidad auditiva o hiperacusia, es decir, hipersensibilidad a los ruidos fuertes.

    Se sospecha que la hipersensibilidad al ruido también es una condición neurológica, si bien, la activación de las neuronas asociadas al estímulo auditivo también están asociadas a una experiencia molesta, negativa o estresante, generando una reacción a esos sonidos. 

    Aunque muy parecidos, no se trata de lo mismo. En casos de que se presenten otras características como las mencionadas, podría no ser hiperacusia, sino alta sensibilidad.

    ¿Cómo se puede actuar en estos casos?

    Debido a que pueden confundirse las molestias auditivas causadas por la alta sensibilidad y por la hipersensibilidad auditiva, es importante seguir las siguientes pautas de actuación:

    Consultar a un profesional de la psicológica o de la alta sensibilidad para conocer si se es una PAS, o realizar el test oficial.

    Recibir asistencia por parte de un profesional de la audición para que determine la causa de esa mayor sensibilidad al ruido y podamos actuar en consecuencia.

    En cualquier caso, intentar evitar en lo posible los sonidos que generan estas molestias y dedicarnos un tiempo y un espacio para estar tranquilos y en silencio.

    Ahora ya conoces más acerca de la alta sensibilidad y si tiene relación con la audición. ​​Si precisas de más información o deseas comentarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

    ¿CONOCES LA TERAPIA OTOTECH?

    Últimas entradas de Dr. Martinez-Monche (ver todo)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    Ir arriba