fortalecer oído

Fortalece tu oído con estos alimentos

Estamos acostumbrados a escuchar hablar de dietas para toda clase de necesidades, por ejemplo, una dieta para perder peso, dieta para lucir una piel bonita, dieta para tener un cabello hermoso o para fortalecer nuestras uñas.

Esta variedad refleja cómo la alimentación influye en todo nuestro organismo y, por ello, no es de extrañar que exista una estrecha relación entre la salud auditiva y la alimentación. Podemos fortalecer los oídos y mejorar la salud auditiva si aumentamos el consumo de una serie de alimentos, principalmente, aquellos que contienen proteínas.

A continuación, vamos a explicar que existen alimentos los cuales pueden beneficiar sobremanera a nuestra capacidad para oír y mostraremos qué alimentos son los recomendados para proteger la salud de nuestros oídos.

Un dato que debemos tener en cuenta es que los problemas auditivos aparecen la mayoría de las veces asociados a dos condiciones como son el envejecimiento y carencias nutricionales, dos causas que, a su vez, están intrínsecamente relacionadas. Suministrar a nuestro organismo los nutrientes necesarios para mantener la salud del sistema auditivo y evitar su deterioro es un factor clave.

Cómo potenciar las proteínas que protegen nuestro sistema auditivo con determinados alimentos

Existen investigaciones científicas que aseguran que con una alimentación correcta no solo es posible prevenir la aparición de enfermedades auditivas sino también incluso frenar su progreso una vez que ya han hecho acto de presencia o atenuar, junto con el tratamiento indicado por el especialista, la sintomatología asociada. El médico podrá aconsejar la toma de suplementos alimenticios. No obstante, con una mejora en nuestra dieta habitual podemos ir potenciando nuestra salud auditiva.

Hay una serie de sustancias o nutrientes que, a partir de hoy, convendría que empezaras a tener muy en cuenta, especialmente, si notas que tus oídos ya no son tan agudos como antes. Estos nutrientes son:

  • El potasio: un déficit de potasio puede perjudicar al oído interno reduciendo nuestra capacidad de oír.
  • El ácido fólico: se encarga de la producción de ADN, ARN y células. La regeneración celular es fundamental para el mantenimiento de nuestros órganos y su funcionamiento.
  • Vitaminas C y E: su efecto antioxidante ayuda a conservar las células saludables pues previene su envejecimiento.

También son importantes el consumo de carotenoides, folatos y magnesio. Estas sustancias ayudan a prevenir el estrés oxidativo de la cóclea, mejoran el flujo de la sangre y el metabolismo de la homocisteína. Además, protegen frente a los radicales libres.

Alimentos recomendados

  • El pescado: posee gran cantidad de vitaminas pero, sobre todo, es rico en Omega 3.
  • Las verduras de hoja verde: como las espinacas, las acelgas o el brócoli son alimentos que contiene grandes cantidades de vitamina A, la cual además de contribuir a la salud visual y de la piel, mejora la salud auditiva.
  • Los cereales: son ricos en vitamina B. Podemos tomarlo ya sea en cereales con leche o zumo o también en sus productos derivados, como galletas o mezclarlo con otros alimentos como el yogur. Especialmente atractivo en ellos es su contenido en vitamina B9, un nutriente del que carecen las personas mayores y que afecta al oído.
  • Pasas: ricas en zinc contribuyen a aumentar nuestras defensas.
  • Nueces: ricas en vitamina E, estimula la producción de glóbulos blancos fortaleciendo las defensas del organismo.
  • Lácteos: proporcionan calcio para mantener fuerte nuestro sistema auditivo.
  • Levadura: es una manera fácil de asegurarse buenas cantidades de zinc y de ácido fólico. Podemos tomarla mezclada en salsas, yogures o sopas.

Con una buena dieta es posible gozar por más tiempo de una buena capacidad auditiva.

Dr. Martinez-Monche

El Dr. Martínez-Monche, fundador de Ototech, es licenciado en Medicina y especialista en Otorrinolaringología por la Universidad de Padua, Italia. Su trayectoria profesional está marcada por la innovación y la aplicación de las técnicas más revolucionarias en el tratamiento de los problemas auditivos como la hipoacusia y los acúfenos.