deportes de motor

Deportes de motor: Cuidar la audición en estos casos

Hacer deporte es un buen hábito para llevar un estilo de vida saludable, aunque es cierto que esta práctica no está exenta de lesiones y de otros problemas similares. Sin embargo, en el caso de los deportes de motor los riesgos se incrementan. Las caídas y los accidentes de todo tipo son frecuentes y es necesario tomar todas las medidas que estén en tu mano si realizas este tipo de actividades. Desde Ototech, expertos en hipoacusia en Barcelona, te contamos cómo afecta a la audición y cómo puedes prevenir la aparición de problemas.

¿Por qué es tan importante cuidar la audición si practicas deportes de motor?

Las personas que practican deportes de motor deben cuidar su salud auditiva. Es cierto que son más conocidos los accidentes asociados a esta disciplina, pero si no se cuida de los oídos, más tarde o más temprano se sufrirán las consecuencias.

El ruido al que se exponen los que practican deportes de motor es muy elevado, con independencia de que sea sobre dos o sobre cuatro ruedas. Por fortuna, cada vez se está más mentalizado para cuidar la salud auditiva, pero todavía se puede hacer algo más.

Lo más importante de todo si practicas esta clase de deportes o incluso si pasas muchas horas conduciendo un vehículo por cualquier razón, es acudir al otorrino para que pueda valorar tu salud auditiva. De hecho, este es un consejo válido para cualquier persona con independencia de sus actividades. Al igual que visitas a otros especialistas cada año, también tendrías que ir al otorrino cada 12 meses.

VUELVE A DISFRUTAR DEL SILENCIO

Pedir cita

    En esa visita podrá revisar a fondo tu salud auditiva y sobre todo valorar si ya has perdido audición. A partir de ahí podrá establecer una serie de protocolos para mejorar la situación y principalmente para que no vayan a más.

    ¿Qué se puede hacer para proteger tu salud auditiva si practicas deportes de motor?

    Además de acudir al otorrino cada año, es importante que protejas la salud de tus oídos cuando realices deportes de motor. Un aspecto importante es que estas precauciones no solo las tiene que tomar quien se monta en la moto o en el coche, también todas las personas que trabajan en el circuito e incluso el público que acude con asiduidad.

    Es necesario tener claro que exponerse al ruido nunca es bueno, pero hacerlo además de manera frecuente puede conllevar graves consecuencias para tu salud auditiva. La más habitual es una pérdida de audición.

    Una de las medidas que más protegen los oídos tanto de los deportistas como de sus equipos es utilizar tapones que amortigüen parte de los decibelios que producen los motores de los vehículos. Suelen estar fabricados en plástico hipoalergénico o en silicona.

    Decíamos antes que es importante que revises tu audición cada año, pero por supuesto también es vital que acudas al otorrino si percibes que tienes cualquier dificultad, como pérdida de audición o zumbidos. Solo así se podrán tomar las medidas oportunas cuanto antes.

    ¿Qué se puede hacer si los deportes de motor han dañado la audición?

    Si el ruido ya ha dañado tus oídos, debes actuar cuanto antes. Tu otorrino determinará cuál es el mejor tratamiento en tu caso. Una de las opciones es la Terapia de Electroestimulación Coclear de Ototech. Se trata de aplicar una corriente eléctrica cerca del oído que eleva la temperatura y que sirve para tratar problemas de audición o acúfenos. Es una técnica sencilla, que no tiene efectos secundarios y que logra grandes resultados.

    Está claro que los deportes de motor pueden perjudicar tu salud auditiva, por eso, debes hacer todo lo que esté en tu mano para prevenir cualquier tipo de daño. Si deseas más información o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso.

    ¿CONOCES LA TERAPIA OTOTECH?

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

    Ir arriba