ejercicios para acúfenos

4 ejercicios relajantes para personas con acúfenos

En la mayoría de los casos, los acúfenos producen un cierto grado de ansiedad que, a su vez, la percepción sensorial de los acúfenos y rebaja la tolerancia a los mismos.

Por este motivo, es importante aprender a relajarse cuando se tienen acúfenos, ya que los estados de nerviosismo solo consiguen empeorar la situación.

Por qué es importante relajarse cuando se tienen acúfenos

Más de la mitad de los pacientes que padecen acúfenos sufre una ansiedad de grado alto. El estrés incrementa la percepción auditiva del acúfeno y lo hace mucho menos tolerable, impidiendo incluso el desarrollo de la vida normal de la persona.

El sonido que escucha el paciente solo puede oírlo él, por lo que con unos ejercicios relajantes para acúfenos podemos conseguir una normalidad en nuestra vida diaria.

A continuación, exponemos cuatro sencillos ejercicios de relajación que pueden hacerse en casa o en un descanso en el trabajo.

Cuatro sencillos ejercicios de relajación para aliviar la ansiedad producida por los acúfenos

  • Ejercicio 1: Relajación de la zona cervical.Actualmente, los dolores musculares son muy habituales; pasar largas horas sentados delante del ordenador sobrecarga la zona cervical y produce mucha tensión en esta zona. Sufrir problemas cervicales puede ser uno de los desencadenantes de los acúfenos, por lo que este ejercicio va dirigido a aliviar esta parte de la espalda. De pie y con los ojos cerrados, movemos lentamente la cabeza de izquierda a derecha, pasando por el centro. Después, muy despacio y siendo conscientes del movimiento, llevamos la cabeza de arriba a abajo. Estos ejercicios deben realizarse controlando la respiración, inspirando y espirando por la nariz, llevando el aire hasta el estómago.
  • Ejercicio 2: Método de la media luna.Se trata de un ejercicio de estiramiento que debe acompañarse con una respiración consciente y pausada, exactamente igual a la del ejercicio anterior. Para llevarla a cabo, debemos extender un lado del cuerpo, mientras que el otro permanece relajado. Mantenemos esta posición entre diez y quince segundos y repetimos el mismo movimiento con el lado contrario. Durante la realización de este estiramiento, trataremos de ser consciente de las partes del cuerpo que intervienen en el movimiento.
  • Ejercicio 3: Técnica de relajación de Jacobson. Esta técnica se basa en tomar conciencia de los propios músculos y poder controlarlos. En la medida de lo posible, realizaremos este ejercicio en un ambiente tranquilo que favorezca la concentración. Sentados en una silla o tumbados en la cama y comenzamos con los ejercicios de respiración mencionados anteriormente. A continuación, contraemos y relajamos los músculos de las diferentes zonas del cuerpo, manteniendo la tensión aproximadamente durante diez segundos y relajando la zona el mismo tiempo.
  • Ejercicio 4: Técnicas de apertura bucal. Este ejercicio también ha de llevarse a cabo siendo consciente de la respiración y de cada movimiento que se realice. Abrimos la boca hasta su máxima apertura y colocamos una mano en la mandíbula para tratar de forzar la posición hasta donde se pueda. La apertura debe mantenerse veinte segundos y se relaja la zona durante el mismo tiempo. Debe interrumpirse el ejercicio si sentimos dolor o la posición resulta demasiado molesta. Repetimos esta técnica cuatro veces y podemos hacerla a lo largo del día, dejando un espacio de dos horas.

Dr. Martinez-Monche

El Dr. Martínez-Monche, fundador de Ototech, es licenciado en Medicina y especialista en Otorrinolaringología por la Universidad de Padua, Italia. Su trayectoria profesional está marcada por la innovación y la aplicación de las técnicas más revolucionarias en el tratamiento de los problemas auditivos como la hipoacusia y los acúfenos.