intoxicación por monóxido de carbono

Intoxicación por monóxido de carbono: ¿Puede causar acúfenos?

Una de las consecuencias de la llegada del frío es la posible intoxicación por monóxido de carbono. La mala combustión de algunos sistemas de calefacción, como estufas de butano, braseros y otros artilugios para caldear nuestro hogar pueden tener consecuencias muy serias para nuestra salud, en ocasiones mortales.

Uno de los problemas menos conocidos de una intoxicación por monóxido de carbono es el tinnitus. En Ototech somos expertos en el tratamiento de acúfenos en Barcelona y cada año, por estas fechas, acuden a nosotros muchos pacientes que sufren pitidos o zumbidos en los oídos sin causa aparente.

Cómo afecta una intoxicación por monóxido de carbono a nuestros oídos

Las intoxicaciones por monóxido de carbono pueden ser agudas o crónicas.; es decir, pueden producirse por  respirar una gran cantidad de este gas en un corto espacio de tiempo, o por ir inhalándolo en pequeñas cantidades en una exposición prolongada.

Las intoxicaciones por CO (monóxido de carbono) no suelen relacionarse con problemas auditivos, ya que se producen por la aspiración crónica del gas. Cuando pensamos en una persona que ha sufrido un problema a causa de la mala combustión de una estufa siempre se nos vienen a la cabeza problemas de carácter respiratorio.

VUELVE A DISFRUTAR DEL SILENCIO

Pedir cita

    Sin embargo, el CO produce daños neurológicos con consecuencias diversas, por ejemplo trastornos en la cóclea. En intoxicaciones agudas no suelen producirse alteraciones auditivas, ya que la exposición es corta y los trastornos graves se producen a otros niveles.

    Respirar monóxido de carbono de forma prolongada puede producir un trastorno llamado hipoacusia neurosensorial. Esta afección a nivel coclear suele ser temporal, pero si no se trata es capaz de producir daños permanentes en las células ciliares.

    Síntomas de intoxicación por monóxido de carbono

    En ocasiones, escuchamos en las noticias dramas de familias que han fallecido a causa de la mala combustión de una estufa y de la inhalación de monóxido de carbono. Mientras una persona está durmiendo, es difícil darse cuenta de lo que está sucediendo.

    Sin embargo, hay algunos síntomas que pueden darnos pistas de que algo no va bien y de que podemos estar aspirando CO a niveles perjudiciales para nuestra salud.

    • Dolor de cabeza inespecífico y generalizado, no localizado.
    • Mareos.
    • Visión borrosa.
    • Sensación de náusea.
    • Debilidad.
    • Falta de aire.

    El primer síntoma que solemos notar es el dolor de cabeza. Por eso, si estamos en presencia de una fuente de combustión en un lugar poco ventilado, debemos apagarla inmediatamente y airear la estancia.

    Como recomendación general, no deben encenderse fuentes de combustión en espacios con ventilación limitada.

    Monóxido de carbono y acúfenos: ¿son reversibles?

    Por lo general, los acúfenos producidos por la inhalación de monóxido de carbono desaparecen al cabo de poco tiempo, cuando dejamos de respirar el gas. El daño neurológico que produce el CO no suele ser grave, siempre que no se respire durante demasiado tiempo.

    A nivel coclear, las células del interior del oído sí pueden verse dañadas por causa del CO. Si esto ocurriera se puede notar:

    En caso de que estos efectos no desaparezcan en pocos días, es recomendable acudir a urgencias o a un otorrino. En Ototech somos expertos en e tratamiento de acúfenos en Barcelona y contamos con un tratamiento de regeneración de las células cocleares que puede ayudarte. ¿Quieres más información? Contáctanos sin ningún compromiso y te ayudaremos a solucionar tu problema.

    ¿CONOCES LA TERAPIA OTOTECH?

    Últimas entradas de Dr. Martinez-Monche (ver todo)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Llámeme ahora
    +
    Llámeme
    Call Now Button Ir arriba