estrés laboral

Estrés laboral: Sus efectos en la audición

La vuelta a la rutina tras las vacaciones puede suponer un período de adaptación para muchos trabajadores. El regreso a la vida laboral puede traer consigo una serie de desafíos, y uno de los más significativos es el estrés laboral. Este tipo de estrés, si no se aborda adecuadamente, puede tener consecuencias negativas para la salud, y una de ellas es el impacto en la audición, manifestándose a menudo en forma de acúfenos. Desde Ototech, explicaremos cómo el estrés laboral puede generar problemas de audición y cómo podemos prevenirlos y mejorarlos.

¿Qué es el estrés?

El estrés laboral es una respuesta física y emocional a las demandas y presiones excesivas del entorno laboral. Puede derivar de diversas fuentes, como plazos ajustados, sobrecarga de trabajo, conflictos interpersonales, falta de control sobre las tareas, entre otros factores. Cuando el estrés se vuelve crónico, puede tener efectos devastadores en la salud general, incluida la audición.

¿En qué consisten los acúfenos?

También denominado tinnitus, se trata de una condición en la que una persona percibe sonidos persistentes en uno o ambos oídos, que no tienen una fuente externa. Estos sonidos pueden variar en intensidad y tono, y pueden describirse como pitidos, zumbidos, silbidos o chirridos. El estrés laboral prolongado puede afectar el sistema nervioso y cardiovascular, lo que a su vez puede contribuir al desarrollo de acúfenos.

Cómo el estrés afecta la audición

El estrés crónico aumenta los niveles de cortisol y adrenalina en el cuerpo, lo que puede causar cambios en los vasos sanguíneos y la presión arterial. Estos cambios pueden afectar negativamente la función de las células sensoriales del oído interno y dañar las estructuras auditivas, lo que conduce a la percepción de los acúfenos. Además, el estrés también puede aumentar la sensibilidad a los ruidos, lo que puede empeorar la percepción de los acúfenos existentes.

Cómo prevenir y mejorar los acúfenos relacionados con el estrés laboral

Algunas medidas a tener en cuenta son las siguientes:

  • Gestión del estrés: Es fundamental abordar el estrés laboral de manera efectiva. Identificar las fuentes de estrés y aprender técnicas de manejo, como la meditación, el yoga, el ejercicio regular y el establecimiento de límites claros en el trabajo, puede ayudar a reducir los niveles de estrés y, por lo tanto, disminuir la probabilidad de desarrollar acúfenos.
  • Descanso adecuado: Dormir lo suficiente y tener un horario de sueño regular es esencial para permitir que el cuerpo y la mente se recuperen del estrés diario. Una buena calidad de sueño también es crucial para mantener un sistema auditivo saludable.
  • Protección auditiva: En entornos laborales ruidosos, es vital utilizar equipo de protección auditiva, como tapones para los oídos o auriculares con cancelación de ruido. Esto ayudará a prevenir daños auditivos adicionales y proteger la audición de posibles agravantes de los acúfenos.
  • Pausas y desconexiones: Es importante tomarse tiempo durante la jornada laboral para hacer pequeñas pausas y desconectar del trabajo por completo durante los descansos. Esto permite al cuerpo relajarse y reduce la tensión acumulada.
  • Apoyo profesional: Si alguien está experimentando acúfenos o síntomas de estrés crónico, es esencial buscar ayuda profesional. Un médico o un especialista en audición puede proporcionar orientación y tratamiento adecuado para mitigar los acúfenos y abordar las causas subyacentes del estrés.

Si deseas saber más o consultarnos tu caso, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Dr. Martinez-Monche
Últimas entradas de Dr. Martinez-Monche (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

Scroll al inicio