bruxismo y acúfenos

Bruxismo y acúfenos, ¿qué relación existe entre ambos trastornos?

El oído y toda su estructura están conectados con la mandíbula a través del sistema muscular, así como por vía neurológica. De esta forma, no es poco frecuente que al tensionarse los músculos mandibulares se produzcan zumbidos en los oídos, además de generarse la sensación de tener los oídos tapados.

Al hábito de apretar o rechinar los dientes (generalmente de forma inconsciente) se le conoce como bruxismo, y constituye un trastorno que puede provocar, entre otros síntomas, la aparición de acúfenos o tinnitus. ¿Por qué sucede esto? Básicamente porque el bruxismo hace que se fuercen los músculos faciales, llegando a sobrecargarlos y haciendo que el oído se vea afectado.

¿Cómo sé si sufro bruxismo?

Si te levantas cada mañana con cansancio en la musculatura de la cara y dolor en la región de la mandíbula y dientes, es probable que padezcas bruxismo. Si, además, te han descubierto rechinando los dientes mientras duermes, el diagnóstico es casi seguro.

Otros síntomas que pueden ayudar a detectar el bruxismo son dolor de cabeza, desgaste de dientes, limitación de la apertura de la boca y/o asimetría en el movimiento de la mandíbula al abrir la boca, a parte de los ruidos o pitidos en los oídos que mencionábamos en las primeras líneas.

¿Cuál es la causa del bruxismo?

Aunque en un principio se creía que el origen del bruxismo estaba en problemas odontológicos, lo cierto es que en la actualidad se ha llegado a la conclusión de que altos niveles de estrés emocional pueden estar detrás de la mayoría de los casos de bruxismo y acúfenos.

Cómo mejorar el bruxismo

Si sufres bruxismo, debes saber que existen algunos consejos que pueden ayudarte a aliviar sus síntomas y, en definitiva, a mejorar esta condición. Toma nota:

  • Toma conciencia de que aprietas los dientes. Si te haces consciente de que sufres este trastorno, es más probable que puedas refrenarlo, al menos durante las horas en las que estás despierto.
  • Aprende a manejar el estrés. En este sentido, las técnicas de relajación pueden serte de gran ayuda. Practica ejercicios de respiración o pon en práctica estos sencillos ejercicios para relajar la mandíbula.
  • Utiliza una férula de descarga. Los tratamientos ortopédicos como las férulas de descarga pueden ayudarte a controlar la sobrecarga de los músculos de la mandíbula originada por el bruxismo. Es necesario que esta férula esté hecha a medida por un profesional que, previamente, te haya recomendado su uso tras evaluar el problema.
  • Acude a un fisioterapeuta. Un profesional de esta disciplina puede ayudarte a corregir la postura, tratar el dolor de los músculos de la cara y enseñarte a realizar ciertos ejercicios que te servirán para relajar la musculatura afectada en el bruxismo.
  • Visita a tu médico de cabecera. Si lo que subyace a tu problema de bruxismo es un trastorno de estrés o ansiedad, tu médico puede ayudarte prescribiéndote algunos medicamentos específicos, como es el caso de relajantes musculares o fármacos dopaminérgicos. Además, puede ser que tu médico considere oportuno que te sometas a terapia psicológica para tratar el estrés y te derive a un especialista.

Cómo quitar los acúfenos

Si como consecuencia de un problema de bruxismo, tu salud auditiva se ha visto afectada y sufres pitidos en los oídos u otro tipo de molestia, debes saber que en Ototech podemos ayudarte a recuperar tu calidad de vida.

Dr. Martinez-Monche

El Dr. Martínez-Monche, fundador de Ototech, es licenciado en Medicina y especialista en Otorrinolaringología por la Universidad de Padua, Italia. Su trayectoria profesional está marcada por la innovación y la aplicación de las técnicas más revolucionarias en el tratamiento de los problemas auditivos como la hipoacusia y los acúfenos.