deporte con acúfenos

3 deportes para practicar si padeces acúfenos

Dentro de nuestro compromiso por mejorar la calidad de vida de las personas que sufren de acúfenos, hablaremos de una interesante propuesta: la práctica de algunos ejercicios y deportes especialmente indicados para el alivio de la sintomatología más molesta de este trastorno auditivo.

Las actividades deportivas que recomendamos poner en práctica a los pacientes con acúfenos deben estar carentes de toda brusquedad e intensidad (por lo tanto, los deportes de contacto y de impacto están absolutamente contraindicados). Fuera de los deportes que se sitúan en esa línea, existe otro tipo de deportes que resultan apropiados ya que favorecen el descenso de la ansiedad y el estrés al mismo tiempo que mejoran el estado de ánimo y la calidad del descanso. Junto a esos efectos positivos, estas actividades permiten ejercitar la capacidad de abstracción, concentración y relajación.

Practicar deporte con acúfenos: hacer yoga, pilates y caminar

  • Practicar yoga: ejercitar el control sobre la mente y el cuerpo.

Si hay algo que relatan los pacientes que sufren de acúfenos es el absoluto deterioro que experimenta su calidad de vida desde el momento en que comienzan a aparecer los zumbidos o pitidos. La sintomatología que acompaña a estos episodios de intensas molestias acústicas tiene además otro fuerte componente somático: pueden producirse mareos, sensación de cansancio, trastornos del sueño y disfunciones sexuales. Y también posee un componente psicológico: estrés, ansiedad o estado de ánimo deprimido.

Todo ello acaba provocando una fuerte desesperación, sensación de falta de control e, incluso, deterioro de las relaciones sociales, personales y laborales.

Con la práctica habitual de yoga conseguiremos a reconciliarnos con el propio cuerpo y con los procesos que este experimenta. El yoga permite tomar conciencia del cuerpo (su postura, su plasticidad, sus límites) así como de los procesos internos (emociones, pensamientos, sentimientos)… Además, el estado de concentración y relajación desde el que se practica ayuda a disminuir la presencia de zumbidos en los oídos.

  • Hacer pilates para favorecer la liberación de endorfinas.

Con unos efectos similares a los ejercicios aeróbicos de bajo impacto, el pilates aporta grandes beneficios para el alivio de la sintomatología asociada a los acúfenos. Concretamente, con la práctica de pilates se ve favorecida la circulación sanguínea (lo que ayudará a irrigar adecuadamente el sistema auditivo), la eliminación de toxinas, la reducción de estrés y la regularización de los patrones de sueño.

La liberación de endorfinas que acompaña, además, a estos ejercicios, permitirá experimentar una sensación de satisfacción, bienestar y profunda mejora en el estado de ánimo.

  • Caminar a buen ritmo: un ejercicio sencillo.

Caminar es quizá la más sencilla de todas las propuestas, ya que no requiere del aprendizaje de ninguna técnica ni tampoco requiere contar con ningún otro elemento que no sea el propio cuerpo.

Entre los beneficios que puede aportar realizar caminatas de entre media y una hora de duración, está el de favorecer la relajación tanto de la mente como del cuerpo y, además, permitir la aparición de un efecto muy interesante: la distracción.

Caminar al mismo tiempo que se presta atención al paisaje, a las personas que aparecen en el camino o a los detalles que van surgiendo alrededor, permite que los pacientes se distraigan, manteniendo su mente entretenida en una serie de actividades relajantes.

Si conseguimos que la mente se olvide de escuchar los acúfenos, estaremos contrarrestando con éxito el efecto aversivo de los zumbidos.

Dr. Martinez-Monche

El Dr. Martínez-Monche, fundador de Ototech, es licenciado en Medicina y especialista en Otorrinolaringología por la Universidad de Padua, Italia. Su trayectoria profesional está marcada por la innovación y la aplicación de las técnicas más revolucionarias en el tratamiento de los problemas auditivos como la hipoacusia y los acúfenos.