Direct access to content

Cuando los vértigos se vuelven recurrentes, los afectados pueden llegar a cambiar la rutina su vida normal por la angustia y el temor de que se sigan repitiendo dichos episodios de problemas auditivos.

Tipos de vértigos

Según la localización de dicha alteración podemos distinguir dos tipos de vértigo:

  • Vértigo periférico: Causado por una lesión del laberinto posterior (oído interno) o del sistema vestibular. La función principal del sistema vestibular es la de mandar información al cerebro acerca de la posición de nuestro cuerpo, permitiendo que este sea capaz de mantener el equilibrio. El vértigo periférico suele asociarse a una hipoacusia (pérdida auditiva) y a la presión en los oídos. Es el más frecuente.
  • Vértigo central: Causado por una lesión en el sistema nervioso central. Concretamente, los mecanismos neurológicos del sistema vestibular se ven alterados, de modo que, en ocasiones, el vértigo central puede ir acompañado de visión doble, inestabilidad y de un intenso dolor de cabeza.
Clasificación de los vértigos

Podemos catalogar el vértigo de ser objetivo o subjetivo:

  • Vértigo objetivo: Cuando percibe que es su entorno el que da vueltas a su alrededor.
  • Vértigo subjetivo: Cuando el paciente siente que es él mismo quien da vueltas alrededor de las cosas.

CAUSAS

Generalmente los vértigos son consecuencia de una serie de alteraciones en el oído, en la conexión nerviosa del oído interno al cerebro (sistema vestibular) o en el cerebro. Migrañas, enfermedades vasculares, tumores, consumo de alcohol o de algunos fármacos tan comunes como la aspirina (ácido acetil salicílico) pueden ser los desencadenantes de una crisis de vértigos.

Factores de riesgo:

Existen numerosos factores que pueden propiciar la aparición de una crisis de vértigos:

  • Entre ellos podemos encontrar desde infecciones víricas o bacterianas que afecten directamente al oído interno, hasta trastornos neurológicos, como pueden ser la Esclerosis múltiple, un proceso tumoral o un ictus.
  • Las migrañas (cefaleas), la epilepsia o el consumo excesivo de medicamentos (pueden provocar una ototoxicidad), son algunos ejemplos de factores de riesgo que aumentan las probabilidades de sufrir vértigos. Además de la osteoporosis, un neuroma acústico o una neuritis vestibular.
Razones que pueden provocar crisis de vértigos:
  • Regulación anormal de la presión arterial: Hipertensión, hipotensión ortostática, etc.
  • Síndrome de Menière: Trastorno que produce crisis de vértigo repentinas y episódicas y suele ir acompañada de acúfenos (zumbidos) y pérdida de la audición.
  • Procesos inflamatorios-infecciosos (Laberintitis: inflamación del laberinto del oído interno).
  • Traumatismos cráneo-encefálicos por múltiples razones (Accidentes de tráfico, golpes graves, caídas, etc.).
  • Degeneración natural de los tejidos del oído interno.
  • Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB): Aparición de crisis que generalmente se producen cuando se realizan movimientos bruscos al acostarse o levantarse de la cama, o tumbarse de lado.

SÍNTOMAS

El vértigo puede confundirse con un mareo severo. Sin embargo, cuando se produce el vértigo, la persona experimenta una sensación vivida y aparentemente real de movimiento o rotación de los elementos que le rodean o de sí misma. Algunos de los síntomas que se presentan cuando se sufre una crisis de vértigos son: sensación de mareo, inestabilidad, dificultades para hablar, visión doble, sensación de debilidad en las extremidades, pérdida auditiva (hipoacusia) o pitidos / zumbidos en los oídos (acúfenos).

Signos:

Habitualmente, el vértigo va acompañado de los siguientes signos:

  • Vómitos
  • Náuseas
  • Mareos
  • Aturdimiento
  • Inestabilidad (Pérdida del equilibrio)
  • Sudoración
  • Ansiedad
  • Hipertensión
  • Sensación de desmayo inminente
  • Hipoacusia en uno en en los dos oídos(pérdida auditiva)
  • Algiacusia (sensibilidad auditiva)
  • Parálisis facial
  • Visión doble
  • Dificultad para articular el habla
  • Dificultad para enfocar la vista
  • Sensación de debilidad en las extremidades del cuerpo
  • Taquicardia
  •  Descoordinación física

Pide una cita

OTOTECH Barcelona Paseo de Gracia 42, 3º2ª08007 Barcelona Tel. 93 249 00 90
Conde de Aranda 15 (MIP SALUD) 28001 MadridTel. 91 147 00 47 
top doctors ototech
(*) Opcional