Direct access to content

>   Si te cuesta entender una conversación, si confundes palabras similares o no entiendes bien la televisión… es posible que esté perdiendo audición. Es momento de acudir a un especialista. 

>   La Hipoacusia es un trastorno sensorial que pueda afectar a tu vida comunicativa, por eso, decimos que el oído es un órgano “social”.  

 

¿Qué es la Hipoacusia?

La Hipoacusia o pérdida auditiva es un trastorno sensorial que puede afectar a tu vida comunicativa.  Se trata de la disminución de la sensibilidad auditiva que puede presentarse de forma Unilateral, cuando afecta a un solo oído, o Bilateral, cuando son los dos.

Habitualmente la pérdida de audición se produce de forma gradual, con lo que en ocasiones resulta difícil percibir los indicios de la misma. Cuanto más tiempo pasa sin que se diagnostique, más dificultades habrá a la hora de tratarla. Por ello, es importante estar atento a los signos iniciales que nos indican que se está produciendo un deterioro auditivo.

Indicios de la pérdida auditiva
  • Dificultad para entender una conversación cuando más de una persona está hablando.
  • No oír sonidos suaves (teléfono, timbre, voces bajas, etc.)
  • Pedir con frecuencia que le repitan las cosas.
  • Confundir palabras similares.

¿Por qué tengo pérdida auditiva?

Existen numerosas razones por las que una persona puede sufrir pérdida auditiva. En primer lugar, es importante identificar primero el tipo de hipoacusia que se padece, ya sea de transmisión, neurosensorial o mixta, para poder determinar, con certeza, la causa que la ha desencadenado y el tratamiento que se debe aplicar.

Hipoacusia Transmisiva o Conductiva:

Se dice que una persona padece de Hipoacusia Transmisiva cuando debido a una dificultad mecánica en el oído externo y/o oído medio, tiene pérdidas de audición.

Las causas más habituales que producen este tipo de pérdida son la acumulación de cerumen en el conducto auditivo externo, la Otitis seromucosa y la Otosclerosis (daños en los huesecillos del oído).

Hipoacusia Neurosensorial o Perceptiva

La Hipoacusia Neurosensitiva ocurre por la lesión, enfermedad, inactividad o muerte de las células o del sistema nervioso formado por las fibras del nervio coclear  que transforman el sonido en un estímulo eléctrico, para luego conducirlo hasta el cerebro.

Las razones que suelen desencadenar la Hipoacusia Neurosensorial son la Presbiacusia, es decir, la péridad de audición asociada a la edad, el Síndrome de Ménière y las infecciones infantiles, como por ejemplo: el Sarampión, las Paperas o la Meningitis, entre otras.

Diagnóstico

En Ototech seguimos un riguroso protocolo de diagnóstico auditivo parar realizar un juicio clínico sobre el caso de cada paciente. En la 1ª visita llevamos a cabo una exploración completa, acompañada de las pruebas necesarias para dar con un diagnóstico acertado que nos permita determinar cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso.

En la evaluación audiológica, es más importante la CALIDAD auditiva que la CANTIDAD. Por ello, no sólo la audiometría tonal nos da información de la audición a nivel cualitativo, sino que también son necesarias una correcta anamnesis (recogida de historia clínica) y otras pruebas instrumentales que nos orienten a saber CÓMO oye, y no CUÁNTO oye.

Cómo mejora ototech la audición

Las células auditivas, los “interruptores” de la audición, están situadas en una cavidad llamada cóclea (del griego Caracol). Se trata de un órgano especializado en transformar el sonido en una onda eléctrica que después manda una señal al cerebro. Se encuentra muy aislado anatómicamente, por lo que hasta ahora, posibles terapias médicas o quirúrgicas no han sido eficaces por la dificultas de acceso e intervención en la zona afectada.

El impulso de una onda electromagnética con unas características biológicas determinadas nos permite interaccionar y actuar de forma directa con las estructuras del oído interno que se encuentran dañadas. La estimulación y rehabilitación del órgano se consigue mediante por un aumento del metabolismo intrínseco y del aporte sanguíneo.

Por eso, la Terapia de Electroestimulación de Ototech permite a las células del oído interno poner en marcha los mecanismos de restauración de la función auditiva de forma eficaz.

 

Resultados de la Terapia Ototech demostrados científicamente

Recientemente, la Clinical Research Organization, Crossdata, ha llevado a cabo un estudio científico sobre la eficacia de la Electroestimulación Coclear Transmastoidea, en el que se identificaron más de un 90% de pacientes con hipoacusia (pérdida auditiva). El estudio ha confirmado que es posible mejorar la función auditiva de las células de oído interno, consiguiendo una regeneración auditiva que se traduce en una recuperación de la audición.

En los pacientes estudiados (la mayoría adultos), las pérdidas auditivas se encuentran, como es de esperar, en las frecuencias más agudas: a partir de los 2.000 Hz; con un pico de incidencia en los 8.000 Hz. Son estas frecuencias las que solemos perder con el paso de los años (Presbiacusia). Además, esta clase de pérdidas son las que afectan más a nivel cualitativo a los pacientes: “Oigo, pero no entiendo”.

Hemos observado que tras completar la Terapia Ototech más del 50% de los pacientes presentaban una mejora auditiva significativa.  De manera que sin poder considerarse la “panacea” de la Hipoacusia, se considera que es posible producir una mejora en los umbrales auditivos, que facilita la integración del estímulo sonoro a nivel del córtex cerebral.

Cualquier mejora en la capacidad auditiva implica una mejoría en la comprensión. Por ello, los pacientes tratados con la Terapia de Electroestimulación de Ototech refieren, en numerosas ocasiones, no solamente una mejoría en la audiometría tonal sino un progreso favorable en su CALIDAD auditiva.

MEJORAS CONSEGUIDAS

> Aumento de la calidad auditiva

> Reducción de la sensibilidad auditiva (Algiacusia)

> Mejoran las relaciones sociales, familiares y profesiones

> Mejora el bienestar físico y mental

> Mayor capacidad de concentración

> Mayor confort en pacientes con audífonos

 

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué tipo de Hipoacusia tengo?
  • Según este método de clasificación de la hipoacusia, podemos determinar qué tipo de pérdida se padece según la localización de la misma.
    Podemos distinguir tres tipos de hipoacusia, en función de dónde esté localizada la parte afectada del oído (Transmisiva, neurosensorial y mixta).

    Clasificación de la Hipoacusia según su localización
    TIPO
    DESCRIPCIÓN
    HIPOACUSIA DE TRANSMISIÓN O CONDUCTIVA Cuando la conducción del sonido del exterior hasta el oído interno se ve afectada. Propia de las alteraciones del oído externo y/o del oído medio, como, por ejemplo: perforación del tímpano, otitis, tapón de cerumen, alteraciones de los huesecillos del oído, exostosis, etc.
    HIPOACUSIA DE PERCEPCIÓN O NEUROSENSORIAL Está asociada a las patologías del oído interno, del nervio auditivo (que transmite el sonido hasta el cerebro) o en las alteraciones del sistema nervioso central.
    HIPOACUSIA MIXTA Cuando ambos sistemas se ven afectados. Se debe a alteraciones simultáneas en la transmisión y percepción del sonido.
  • ¿En qué grado de Hipoacusia me encuentro?
  • Para identificar el grado de pérdida que padecemos, seguimos la clasificación basada en el umbral auditivo. Con este método se evalúa cuánto hemos visto reducido nuestro umbral auditivo.
    Según este método, podemos padecer una pérdida leve, moderada, severa, profunda o anacusia.

    Grados de Hipoacusia según el umbral auditivo
    GRADO
    UMBRAL dB (Decibelios)
    DESCRIPCIÓN
    LEVE 20-40 dB Es posible mantener una conversación fluida frente a frente con otra persona o en un grupo reducido en un ambiente relajado. Pero se tienen dificultades para escuchar con claridad en una reunión, en un ambiente ruidoso y a distancia.
    MODERADA 40-70 dB Se tiene algunas dificultades al escuchar cuando se mantiene una conversación con una persona, a pesar de que el ambiente sea tranquilo.
    SEVERA 70-90 dB No se percibe correctamente la voz, a menos que ésta sea de un volumen fuerte.
    PROFUNDA >90 dB No se percibe correctamente la voz a pesar de que ésta sea de un volumen fuerte.
    ANACUSIA O COFOSIS Pérdida absoluta de la audición.
  • Causas de la Hipoacusia Transmisiva
    • Daño en los huesecillos del oído (otosclerosis).
    • Acumulación de cerumen en el conducto auditivo externo.
    • Otitis seromucosa.
    • Otitis infectivas.
    • Objeto extraño alojado en el conducto auditivo externo.
    • Perforación ó cicatriz timpánica.
    • Otitis medias crónicas (Colesteatoma).
  • Presbiacusia o Hipoacusia asociada a la edad.
  • Neuroma acústico (Tumores benignos del oído interno).
  • Infecciones infantiles: Sarampión, Meningitis, Paperas, Escarlatina, etc.
  • Infecciones víricas y bacterianas del adulto.
  • Síndrome de Ménière.
  • Formas hidrópicas.
  • Frecuente exposición a sonidos altos.
  • Consumo de ciertos medicamentos (similares a los expuestos en el apartado de: Origen de los acúfenos o tinnitus).
  • Consumo de sustancias ototóxicas (alcohol, cocaína, etc.).
  • Anomalías congénitas que producen cambios en la morfología del oído interno.
  • Trastornos genéticos.
  • Infecciones de transmisión madre-feto: Toxoplasmosis, Rubéola, Herpes, etc.
  • Diferencias de presión entre la parte interna y externa del tímpano. Esto sucede por ejemplo en la práctica de actividades con cambios bruscos de presión como el submarinismo, paracaidismo, vuelo en avión, tren de alta velocidad (AVE), etc.
  • Fracturas de la base del cráneo que pueden dañar las estructuras y/o nervios del oído interno.
  • Traumatismos acústicos debido a haber estado presentes durante explosiones, fuegos artificiales, uso de armas de fuego, asistencia a conciertos, excesivo uso de auriculares, etc.
  • Aumento brusco de la presión en el oído al practicar deportes (surf, boxeo, etc.).
  • En función de factores como la frecuencia de oscilación y la potencia de la inda podemos obtener diferentes efectos biológicos.
  • La interacción de la onda con un sistema celular aumenta la carga metabólica intrínseca de la célula. Este aumento metabólico implica un incremento del consumo de oxígeno. Esto el cuerpo lo entiende de una manera siempre constante: aumenta el flujo sanguíneo que llega al oído interno.
  • La suma del aumento metabólico intracelular y del aporte sanguíneo al oído interno nos lleva a una mejoría de la función del órgano, es decir, una mejora auditiva.
  • Muchos de nuestros pacientes son portadores de prótesis auditivas (audífonos) y tras finalizar la terapia de electroestimulación manifiestan mayor confort al llevar su audífono puesto.

 

Pide una cita

OTOTECH Barcelona Paseo de Gracia 42, 3º2ª08007 Barcelona Tel. 93 249 00 90
top doctors ototech
(*) Opcional